Inicio Entrar
ESTA ES LA PÁGINA ANTERIOR DE LA EXCMA. DIPUTACIÓN DE CIUDAD REAL. SOLO ES POSIBLE CONSULTAR NOTICIAS Y DOCUMENTOS ANTERIORES A LA PUBLICACIÓN DE LA NUEVA WEB.
Recomendar esta página
 Inicio Noticias de la Diputación Cultura, Juventud y Deportes
 CON PABLO GUERRERO Y UN PASEO POR SU MÚSICA POÉTICA SE BAJó EL TELON DE LOS ENCUENTROS DE POESIA ESPAÑOLA 
Cultura, Juventud y Deportes: Viernes, 27.10.2006   
[ Ir a secciones de Noticias ]    [ Más noticias de la sección ]
Ver en alta definición
Ver en alta definición
Ver en alta definición

Almagro se ungió del bálsamo terapéutico del último trabajo discográfico de este cantautor

Y con él, con Pablo Guerrero, el Teatro Municipal de Almagro echó el telón. Un año más los Encuentros de Poesía Española que anualmente organiza la Diputación de Ciudad Real en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad encajera, y que se ha celebrado desde el pasado martes, llegó ayer tarde a su fin con un extraordinario concierto del cantautor y poeta Pablo Guerrero.

El público de Almagro disfrutó y se emocionó con las canciones de su nuevo y último álbum musical, Plata, con el que este cantautor ha querido rendir homenaje de gratitud a dos de los maestros de los que más ha aprendido -dice- a lo largo de su vida: Federico García Lorca y Cohen. Reúne en este trabajo trece canciones que podrían definirse como música poética o poética musical, canciones enigmáticas y transparentes, misteriosas y delicadas, envueltas en una música que se distancia sideralmente del tópico cantautor. Pablo Guerrero ha vuelto a caminar por territorios inéditos, buscando una nueva manera de envolver musicalmente sus textos, descubriendo formas diferentes para enseñar sus canciones. "Plata es un canto a lo sencillo, a lo natural, a lo imaginario, material sensible, bálsamo terapéutico, emoción pura, música poética", así lo define el propio cantautor.

Pablo Guerrero ha hecho con Plata música contemporánea, serena y tranquila. Ha supuesto el inesperado reencuentro con un artista especial que realiza su trabajo desde una habitación propia. "En este disco solamente he querido cantar al amor", ha dicho en alguna ocasión. Un silencio resbala en tu espalda al compás/ de mi mano/en tu piel hay corrientes de agua/campos labrados/ hacia África vuelan las aves/y yo en tu cintura/ vuelo alto sediento del aire/ de un amor que cura (de Noche adentro).

En este nuevo álbum, el cantautor extremeño ha reunido por primera vez a los tres guitarristas que le han acompañado en su larga carrera: Nacho Sáenz de Tejada en los 70, Suso Saiz en los 80 y Luis Mendo en los 90. Junto a ellos el bajo de Billy Villegas y las colaboraciones de las voces de Luz Casal, Olga Román y Olga Manzano; el piano de Eduardo Laguillo; el saxo de Lorenzo Solano; las percusiones de Luis Camino... Producido por Luis Mendo, Plata es un álbum que sorprende tanto a los seguidores de Pablo Guerrero como a los que le descubren en plena madurez.

De Olga Román, a la que conoce desde que era una niña porque era amigo de sus padres, dice tener una voz y una forma de cantar tan sutil y elaborada "que ha sido para mi un lujo contar con ella en mi disco". Y de Luz Casal apunta que fue una sorpresa ya que habló con ella por teléfono de otros temas y le comentó que estaba haciendo un disco y le insinuó que quería estar en él. "Cuando le dije que había una canción apropiada para su voz, me dijo que la haría encantada... Cuando suena su voz en ese tema creo que es uno de los momentos más hermosos del disco".

Como un exiliado en los cien metros cuadrados de su madrileña casa de Saconia y con sus canciones y poemas como patria, se diría que vive según la máxima del Tao Te King: "Sin salir de mi casa conozco al mundo". A Pablo Guerrero este exilio voluntario le trae sin cuidado porque, citando ahora a Roberto Bolaño, "las únicas fronteras que respeta son las fronteras de los sueños, las fronteras temblorosas del amor y del desamor, las fronteras del valor y del miedo, las fronteras doradas de la ética".

Durante más de treinta y cinco años, Pablo Guerrero se ha dedicado a la pequeña artesanía de hacer canciones, a cuidar las palabras, a grabar discos como alquimista musical. Alejado de todos, Pablo Guerrero ha ido desgranando una obra trabajada minuciosamente, esa personal música poética que ha publicado tranquilamente, con parsimonia, alternándola con las ediciones de sus libros de poemas durante una de las carreras más largas y profundas de la música española.

Discografía

Publicó su primera canción, Amapolas y espigas, en 1969, comenzando una renovación de la música popular que ha marcado su obra a lo largo de los años. En 1972 publicó su primer álbum A cántaros, convirtiendo esta canción en un himno de los perseguidores de utopías en tiempos difíciles. En 1975 llegó el álbum más vendido de su carrera, grabado en directo en el Olympia de París, y después vino Porque amamos el fuego (1976) y A tapar la calle (1978), un disco innovador por su inmersión pionera en las sonoridades flamencas. Después El hombre que vendió el desierto (1988), Toda la vida es ahora (1992) Alas, alas (1995) y Sueños sencillos (2000). Paralelamente a su carrera musical, Pablo Guerrero ha ido publicando una obra escrita de elevado calado poético, con libros como Los dioses hablan por boca de los vecinos, Donde las flores se convierten en agua, Tiempo que espera, Mi laberinto y, más recientemente, Los rastros esparcidos.

Diputacion Provincial de Ciudad Real
C/ Toledo, 17, 13071 Ciudad Real - España
NIF P 1300000 E
Este portal Web está optimizado para los navegadores Mozilla Firefox 3 e Internet Explorer 7, con una resolución mínima de 1028x768 píxeles.
Cualquier otra configuración puede causar problemas en la visualización de algunos elementos.